Pokémon Go, análisis de su política de privacidad

Pokémon Go de Nintendo se ha convertido en la aplicación de moda este verano. En Bórrame analizamos los términos de su política de privacidad, para conocer qué información personal recopila, cómo la utiliza y cómo podemos borrar dichos datos.

Para poder jugar es necesario dar ciertos permisos que permiten a la APP acceder a cierta información personal. Los expertos en seguridad coinciden en definir su política de privacidad como ambigua y alertan de riesgos para el usuario. Además, nuestros datos permanecerán almacenados en sus servidores aunque nos demos de baja.

Son varios los datos personales que recopila la aplicación, tal y como expone en su política de privacidad. El objetivo es ofrecer una mejor experiencia y un servicio más personalizado. Os los detallamos a continuación.

Pokémon Go

A la hora de registrarnos en la Aplicación podemos hacerlo a través de nuestro correo electrónico, nuestra cuenta de Google o Facebook o a través del Club de Entrenadores Pokémon. Nos pedirá permiso para acceder a nuestros contactos, lista de amigos, fotos, dirección de correo propia en Google, Facebook. A todo aquello que dichas redes le dejen acceder, según sus términos propios de privacidad.

Para poder crear una cuenta, es obligatorio indicar la fecha de nacimiento. Teniendo en cuenta que no es un juego permitido para menores de 13 años, siempre y cuando no cuenten con el consentimiento paterno, nuestros hijos mayores de 13 años pueden registrarse, exponiendo así sus datos personales. Nintendo asegura que cumple con todas las normativas europeas sobre protección de menores y señala que cuando tenga constancia de que un menor de 13 años ha abierto una cuenta sin consentimiento paterno, procederá a su cierre inmediato.

Una vez registrado, la aplicación almacenará en sus servidores información personal relativa al usuario: nombre, actividad en la aplicación (mensajes que compartimos, lugares que visitamos), país de residencia, idioma. Nuestra recomendación es que nos registremos con un apodo o nombre falso para que no nos puedan identificar.

La aplicación, al igual que realizan otros servicios de este tipo, utiliza cookies y otras herramientas como las balizas web para recopilar información sobre el usuario y su actividad de navegación. El usuario puede desactivar desde el navegador el uso de cookies, pero al hacerlo habrá determinados aspectos del juego que no estarán disponibles. La aplicación no responde al protocolo Do not Track que evita almacenar el historial de navegación.

También recoge automáticamente otra serie de datos personales del usuario: dirección IP, tipo de navegador, sistema operativo, la página web que un usuario visitaba antes de acceder a sus servicios, las páginas o características de sus servicios que visita y el tiempo en esas páginas o características, términos de búsqueda y otras estadísticas. Esta información puede ser cedida a un tercero para mejorar la aplicación. La empresa responsable de Pokémon Go señala que las empresas contratadas se comprometen a cumplir con las leyes de protección de datos europeas.

Pokémon Go necesita acceso a nuestra localización para poder funcionar, estos datos son recopilados y almacenados en sus servidores y pueden compartirse con otros usuarios. Recopila datos sobre la red wifi que estemos utilizando, el GPS.

La compañía también explica que al encontrarse su sede central en Estados Unidos, los datos de sus usuarios serán transferidos a este país y se aplicarán las normas de protección de datos de la administración americana. Si nos negamos a que nuestros datos personales sean transferidos, habrá elementos del juego a los que no podremos acceder.

Si decidimos poner fin a nuestra cuenta, podemos eliminarla, pero la compañía recalca en su política de privacidad que los datos recopilados serán mantenidos en su servidor y en los de terceros con los que se hayan compartido. No aclara el periodo de tiempo que se almacenarán. Señala: se almacenarán por un periodo de tiempo comercialmente razonable, con fines de archivo, y / o de auditoría.

Desde Bórrame os aconsejamos analizar bien los riesgos para vuestra privacidad e intimidad que supone crear una cuenta en este tipo de aplicaciones que no solo almacenan nuestros datos, sino que también los comparten con terceros. Os recordamos que vosotros sois los dueños de vuestra información personal.

Descubre qué sabe Google de tu actividad en Internet

El gigante informático Google ha puesto a disposición de sus usuarios la opción de consultar y controlar su actividad en Internet. Almacena un histórico de tus búsquedas en su buscador, vídeos de Youtube visionados, correos electrónicos recibidos, imágenes compartidas a través de sus servicios.

Como nos explica Google, este servicio nos permite controlar nuestra actividad en nuestra cuenta de usuario. La multinacional guarda un histórico de nuestra actividad, siempre que estamos logueados. Reproducimos su explicación.

Mi Actividad de Google

Tus búsquedas y tu actividad de navegación: guarda las búsquedas y otros datos de navegación, incluido el historial de Chrome y otras aplicaciones. Esto permite obtener mejores resultados de búsqueda en todos los productos de Google.

Sitos a los que vas: guarda la ubicación de los sitios en los que has estado en un mapa que solo tú puedes ver. Esto mejora los resultados de las búsquedas en mapas y las recomendaciones de rutas.

Tus comandos y búsquedas por voz: guarda tus entradas de audio y voz que utilizas en Google. Esto mejora el reconocimiento de audio y de voz.

Vídeos que has buscado en YouTube: guarda tus búsquedas en YouTube. Esto permite obtener mejores resultados de búsqueda y recomendaciones de vídeos.

Vídeos que ves en YouTube: guarda una lista de los vídeos que has visto recientemente en YouTube. Esto permite volver a encontrar estos vídeos de forma rápida y fácil.

Información de tus dispositivos: guarda información como tus contactos, calendarios, aplicaciones y datos de dispositivos. Esta información ayuda a mejorar la precisión y relevancia de los resultados y las sugerencias.

Como ves es mucha la información que sabe de ti Google. En este enlace puedes acceder a tu página “Mi actividad” y configurar las opciones de privacidad que quieras. Puedes eliminar información registrada y evitar que sigan recogiéndose.

El objetivo de esta información es según Google, ofrecer una experiencia personalizada al usuario. Mostrándole búsquedas que le satisfagan, lugares que le interesen, publicidad a la carta. Todo para mejorar su satisfacción y ganar tiempo.

AEPD y Clan velan por el buen uso de Internet entre los jóvenes

La Agencia Española de Protección de Datos y el canal de televisión infantil Clan de Rtve se han unido para presentar una campaña que busca concienciar a los más jóvenes sobre el buen uso de Internet y las redes sociales.

Con la llegada de las vacaciones aumenta el tiempo que los más jóvenes dedican a Internet y al uso de redes sociales. Es importante concienciar de la necesidad de tomar ciertas precauciones para evitar los peligros que se derivan de un mal uso de estos servicios. “No hay que tener miedo pero sí ser prudentes”, nos dicen en los vídeos.

La campaña consta de una serie de vídeos protagonizados por los famosos personajes de Big Band Clan que se emitirán en la cadena durante el verano y se podrán visualizar en las webs de Rtve y el canal joven de la AEPD tudecidesentinternet.es. El objetivo es concienciar a los más pequeños de la importancia de cuidar la privacidad.

Campaña AEPD y Clan

Entre los temas que abordan estos vídeos se encuentran la importancia de la huella digital; la necesidad de cuidar lo que compartimos en Internet, de nosotros y de terceras personas (amigos, compañeros, conocidos), con el fin de que al hacerlo no nos arrepintamos. También nos explican la importancia de no difundir nuestros datos personales, protegernos ante los desconocidos y cerrar las cuentas una vez que dejemos de navegar en ellas.

En la página tudecideseninternet.es la AEPD ayuda a padres, profesores, jóvenes a entender los peligros de Internet y las redes sociales y explica cómo hacer un buen uso de ellos. Como os contamos en un post anterior, en ella encontramos material didáctico para cuidar la privacidad de los más pequeños.

Desde Bórrame nos unimos a este tipo de iniciativas que permiten mejorar la privacidad online de los más pequeños. Nuestro personal ofrece charlas de concienciación en colegios, asociaciones, organizaciones. Entre todos cuidamos de los más pequeños, que son más vulnerables ante los peligros de Internet.

En estos enlaces podéis visualizar los vídeos de:

Cuidado con lo que compartes
Cuidado con la información personal que facilitas a desconocidos
Ten precaución de cerrar siempre tu sesión en el ordenador

¿Qué no debes publicar en redes sociales?

Más vale prevenir que curar. En redes sociales y en Internet en general es mejor tomar precauciones, nos evitarán problemas de privacidad y nos permitirá controlar nuestra reputación online, mantener en buenos términos nuestra huella digital.

Antes de publicar cualquier información personal o de terceras personas es conveniente pararnos a pensar en sus posibles consecuencias. Publicar cosas indebidas en las redes sociales puede dejar al descubierto nuestros datos personales, puede ocasionar robos de identidad, puede dar pistas de nuestro paradero e incluso puede hacer que perdamos un trabajo o no nos contraten.

En Bórrame os queremos ayudar a que no os pase ninguna de estas consecuencias. En el post de hoy os damos consejos sobre qué información es mejor no publicar en redes sociales, foros, blog, webs…

Qué no debes publicar en redes sociales

Desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) nos explican cómo determinada información es mejor que no quede a la vista pública en las redes sociales. Datos personales, fotos inapropiadas, información sensible… es mejor que permanezca fuera de la red.

Nuestra fecha y/o lugar de nacimiento asociada a nuestro nombre y apellidos puede utilizarse para robar nuestra identidad. Con estos datos, los delincuentes pueden tener acceso a documentos personales como el certificado de nacimiento, datos bancarios, documentos de identidad.

Publicar en Internet nuestra localización o datos sobre nuestra dirección da pistas a los ladrones de dónde vivimos, cuando no estamos en casa… Podemos encontrarnos con la desagradable sorpresa de que nos han desvalijado la vivienda. Es muy importante evitar geolocalizarse cuando estamos de vacaciones, son muchos los ladrones que husmean en la red para encontrar a posibles víctimas.

Compartir la cuenta bancaria, número de tarjeta en redes sociales, aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, correo electrónico… puede traernos consecuencias nefastas. Desde falsificaciones, robos, fraudes. Sobre todo es importante no divulgar este tipo de información cuando estamos conectados a Internet mediante una red wifi pública que puede ser fácilmente hackeada.

El número de teléfono también es un dato sensible. Es un dato muy apetecible para empresas que se dedican a comerciar con bases de datos ilegales que venden a terceros. ¿Te has preguntado alguna vez cómo determinada empresa ha logrado tu número de teléfono y te bombardea con llamadas o mensajes publicitarios? Puede que lo haya sacado de tu Facebook, Twitter, Instagram, Youtube…

Las fotos, vídeos, información sobre tus gustos, tu forma de ser… da pistas a los reclutadores de personal, pueden suponer que seas descartado de una oferta de empleo e incluso pueden suponer tu despido. Evita fotos comprometidas (de fiesta loca, bebiendo, de carácter sexual), lenguaje inapropiado (insultos, difamaciones, faltas de ortografía), mostrar tus ideas políticas, ideológicas, religión…

Otro dato sensible que no debe publicarse ni compartirse en Internet son las contraseñas de nuestros servicios: bancarios, redes sociales, web, correo… Si lo hacemos estamos dejando la puerta abierta a todo aquel que quiera entrar.

Si lees este post y llegamos tarde para advertirte, ya has publicado alguna de estas informaciones y estás sufriendo sus consecuencias o te has arrepentido de algo que has publicado. En Bórrame te podemos ayudar a que desaparezcan de Internet. Pídenos presupuesto sin compromiso.

Microsoft prohíbe las contraseñas inseguras tras el ataque a Linkedin

Los servicios de Microsoft, incluido el correo outlook o hotmail no aceptarán contraseñas que no sean seguras. El objetivo es evitar los ataques de los hackers como el ocurrido hace poco en la red profesional Linkedin, que supuso el robo de datos de más de 115 millones de usuarios.

Microsoft ha explicado en su blog que cada día más de 10 millones de cuentas son atacadas. Si el usuario utiliza contraseñas inseguras es muy fácil para los hackers acceder a la cuenta y robar multitud de datos. De ahí que haya decidido prohibir este tipo de contraseñas en sus servicios. En caso de que los usuarios ya existentes hayan optado por contraseñas no seguras, desde el servicio se les avisará para que cambien este parámetro.

Microsoft contraseñas seguras

Los análisis de contraseñas que realiza Microsoft muestran que los usuarios son bastante predecibles a la hora de fijar sus contraseñas. Existen un gran número de passwords que se repiten (12345, password, fecha de nacimiento, aniversario de boda…) esto hace que sea muy fácil para los hackers acceder a estas cuentas.

Para evitar estos robos, desde Microsoft se apostará a partir de ahora por contraseñas seguras, una contraseña que sea única y por tanto difícil de adivinar. En un post anterior os explicamos cómo elegir contraseñas seguras.

Microsoft rechazará todas aquellas contraseñas que el usuario elija que están incluidas en el listado de contraseñas más usuales que se modifica constantemente. De este modo, se asegura que los piratas informáticos no tengan facilidad para acceder a las cuentas.

La empresa ha publicado una guía básica que explica cómo proteger nuestras cuentas. En ella nos recomiendan elegir contraseñas de 8 caracteres como mínimo, que contengan mayúsculas y símbolos y realizar la verificación en dos pasos que permiten algunos servicios.

Otro factor importante que ofrece seguridad es el uso de contraseñas distintas para cada servicio. No debemos usar siempre la misma contraseña para acceder, por ejemplo, a nuestra cuenta de correo, Facebook, Twitter, Linkedin. Si lo hacemos comprometemos todos nuestros datos en estos servicios.

El robo de datos puede acarrear problemas de gran relevancia como fraudes, robo de identidad, difusión de contenido privado en la red. Si has sufrido alguna de estas consecuencias, en Bórrame te podemos ayudar a solucionar esta situación. Eliminamos datos e información de la red, recuperamos cuentas…Pídenos presupuesto sin compromiso (info@borrame.es).

“Vive un Internet seguro”, nueva campaña de Google y la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la compañía Google presentan una nueva campaña para construir un Internet seguro. Con el nombre “Vive un Internet seguro”, se pone a disposición de los usuarios una web en la que se da información, consejos, trucos… para proteger nuestros datos, privacidad y navegar de forma segura.

La campaña que pretende concienciar a los usuarios de Internet de la necesidad de proteger su privacidad y su seguridad, está apoyada por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Agencia Española de Protección de Datos y el Instituto Nacional de Ciberseguridad.

En la web ocu.org/viveinternetseguro se dan consejos para navegar de forma segura. Estos consejos los encontramos categorizados en función de: conexión, dispositivos, cuentas, privacidad y datos, transferencias bancarias y datos y los más pequeños.

password-ocu-google

  • Asegúrate de que tu conexión a Internet es segura

En este apartado encontramos tutoriales y consejos para proteger nuestro router, nuestro dispositivos. Es importante utilizar un método de cifrado y una clave de conexión segura, para evitar que los hackers accedan a nuestra conexión, nuestros ordenadores, tablets, teléfonos conectados a Internet. Además nos alertan de los peligros de realizar ciertas operaciones como transacciones bancarias a través de una red wifi pública. Comprueba que la página en la que quieras realizar la operación cuente con el protocolo SLL (https) para reforzar tu seguridad.

  • Tu dispositivo es una ventana al mundo. ¡Disfruta de sus posibilidades con seguridad!

En esta sección encontraremos consejos para usar nuestros dispositivos conectados a Internet de forma segura. Nos aconsejan utilizar contraseñas, PIN o patrón para acceder a ellos y evitar que alguien pueda entrar a tu información en caso de robo o pérdida. Nos explica cómo bloquear los dispositivos en caso de robo. Es importante conocer las Apps y programas que nos instalamos, asegurarnos de que están libres de virus, son seguros, no acceden a nuestros datos personales ni los comparten con terceros. Es importante para mantener la seguridad, realizar las actualizaciones que nos pida el dispositivo. No olvides hacer periódicamente copias de seguridad de la información que guardas en ellos.

  • Protege tus cuentas y dispositivos

Desde la plataforma nos recuerdan que el primer paso para evitar que tu información personal caiga en manos de usuarios no deseados es la elección de una contraseña adecuada y que no sea sencilla de descifrar. ¡Pónselo difícil! Nos enseñan cómo elegirlas y nos recuerdan la importancia de cambiarlas en caso de que nos hayan robado el teléfono, hayamos dejado sesión abierta en algún ordenador al que puedan acceder otros usuarios. Ante la duda lo mejor es la prevención.

  • Tu privacidad y tus datos

“Recuerda que Internet es de libre acceso, así que los datos, fotos, comentarios e información que publiques pueden estar a disposición de todo el mundo si tú no pones límites. Por eso, vela por tu reputación e identidad online siendo cuidadoso al publicar o compartir algo”, nos aconsejan.

  • Tus transacciones bancarias y compras

Encontramos distintos consejos a la hora de realizar compras por Internet, pagar con tarjeta, mantener un control de nuestras operaciones. En este caso es muy importante comprobar la seguridad y la confianza online de las plataformas y webs de pago, ya que manejan información de carácter sensible y podemos ser presa de estafas, robos, fraudes.

  • Los más pequeños

Es necesario proteger a los más pequeños de los riesgos que supone un mal uso de Internet, dispositivos, redes sociales. Es importante activar filtros de navegación segura en el buscador, informar a los más pequeños de los riesgos y controlar su actividad en Internet, impedirles el acceso a las cámaras para proteger su imagen y establecer normas de uso de los dispositivos.

En cada uno de los apartados o menú de navegación de la web encontraremos acceso a distintas guías que ha elaborado la OCU y que nos ayudarán a ampliar información con el fin de vivir un Internet seguro.

Cómo navegar de forma anónima. Consejos de la OSI

La Oficina de Seguridad del Internauta nos da algunos consejos para navegar de forma anónima por Internet, así evitaremos que se registre nuestra actividad en la red y mantendremos protegidos nuestros datos y nuestra identidad. En el post de hoy os resumimos estos consejos.

Antes de contaros qué podemos hacer para navegar de forma anónima en la red, os explicamos cómo se puede conocer nuestra identidad y nuestra interacción en la red (historial de navegación). Cuando navegamos en un dispositivo conectado a Internet, éste tiene asignada una dirección IP, que refleja los datos de la persona que contrató la línea. Las empresas que prestan estos servicios conocen quién hay detrás de cada dirección IP y registran su historial de navegación, es decir qué páginas webs visita.

De este modo se registra nuestra actividad en la red. Si queremos preservar nuestra identidad y nuestra privacidad a la hora de navegar, debemos hacerlo de forma anónima. Podemos usar redes wifi cuyo propietario no seamos nosotros, pero cuidado porque hay ciertas operaciones que es peligroso realizar en una red wifi pública, sobre todo aquellas que requieren compartir nuestros datos bancarios o datos personales de carácter sensible.

Existen otras formas más accesibles para navegar de forma anónima. La OSI nos recomienda las siguientes:

Proxy Web: Son servicios que nos permiten conectarnos a una red sin que se registre nuestra dirección IP, solo habrá constancia de que visitamos dicho proxy, pero no se registrará nuestra navegación a través de él. De este modo mantenemos nuestro anonimato. El inconveniente más importante, tal y como señala la OSI, es que solo sirve para cargar páginas y acceder a servicios web. Entre sus ventajas encontramos la facilidad para acceder a estos servicios, simplemente con hacer una búsqueda en Google, encontraremos muchos proxy webs de uso gratuito.

Servidor Proxy: Funciona como el anterior pero mejora nuestra capacidad de navegación ya que nos permite utilizar otros servicios. También es más complicado de configurar, necesitaremos conocer algunos datos del servidor proxy como su dirección IP y su puerto y debemos configurar nuestro navegador para poder acceder a él.

Red Privada Virtual (VPN): Requiere la instalación de un programa que nos permitirá acceder a estas redes que cifran las comunicaciones de entrada y salida, de tal forma que los servidores de las empresas no conocen los datos del internauta. Su privacidad dependerá de nuestro proveedor de servicios si no almacena registros o si los elimina de forma segura serán anónimos, en caso contrario no seremos del todo invisibles.

Navegar de forma anónima Red Tor

Red Tor: Se trata de un software libre que nos permite conectarnos a una red distribuida por servidores conocidos como “Onion Router” que cifra las comunicaciones y mantiene en el anonimato la identidad del internauta. Conocer las direcciones IP inicial y destino es muy complicado.

Distribuciones especializadas en privacidad: Las más conocidas son Tails y Whonix y utilizan las redes Tor para conseguir esta privacidad.

Todos estos instrumentos nos permitirán mantener nuestro anonimato en la red, pero debemos pagar un precio por ello, entre ellos la menor velocidad a la hora de navegar y renunciar a una navegación personalizada que nos sugiera lo que se conoce como publicidad a la carta.

Snapchat ¿Seguridad y privacidad?

Snapchat es una aplicación que nos permite compartir mensajes, imágenes, vídeos, de manera temporal. Una vez que el tiempo que hemos determinado para que dicha información esté disponible transcurre, ésta desaparece, no queda almacenada en ningún servidor.

Esta seguridad de que nuestros mensajes, imágenes, vídeos desaparecen ha hecho que sea muy utilizada para practicar lo que se conoce como sexting, compartir contenido de carácter sexual o pornográfico. Cuenta con muchos usuarios adolescentes.

snapchat

Sin embargo, ya hay varias empresas de seguridad informática y asociaciones que velan por la privacidad en Internet que han lanzado su voz de alarma. Una de ellas es la web Control parental que avisa que nuestro contenido no está totalmente a salvo de llegar a manos ajenas.

Así, cualquiera de los amigos con los que compartimos mensajes en Snapchat puede hacer una captura de pantalla o grabar el vídeo en otro dispositivo y compartir esa información con terceras personas. Cuando se realiza la captura de pantalla la aplicación avisa al usuario de que se ha producido, pero no hay forma de controlar que dicha captura caiga en manos desconocidas y que nuestra intimidad se vea amenazada.

Además, tal y como exponen los términos de privacidad y uso de la aplicación Snapchat, los responsables de ésta se reservan derechos de uso sobre los mensajes, imágenes y vídeos que hemos compartido.

Por otro lado, está el peligro de que alguien acceda a nuestros datos personales cuando damos permiso para acceder a nuestro Snapchat a aplicaciones externas o Apps de terceros. Según los permisos podemos dar acceso a nuestro material compartido.

Otro de los peligros de Snapchat, es el que encontramos en cualquier otra red social o aplicación, cuando añadimos a nuestra lista de amigos a personas desconocidas que pueden hacer un mal uso de aquello que compartimos con ellas.

Como vemos existen brechas de seguridad y privacidad en Snapchat. El consejos que os damos desde Bórrame es que cuidéis lo que compartís y con quién lo hacéis. Una vez que la información llega a la red es muy difícil controlarla. Si necesitáis ayuda para borrar información que hayáis compartido en Internet no dudéis en consultarnos. Os responderemos en el email info@borrame.es.

Cómo iniciarse en el uso de la nube o cloud computing de forma segura

El uso de la conocida nube, cloud computing o computación en la nube nos permite ahorrar espacio de almacenamiento en nuestros discos duros, a la vez que hace que todos aquellos documentos, vídeos, imágenes que hayamos guardado en ella, estén disponibles desde cualquier dispositivo conectado a la red.

Para hacer un buen uso y evitar que los documentos que guardemos en la nube acaben en manos ajenas sin nuestro permiso, desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) nos han preparado un vídeo explicativo con algunos consejos de cómo dar los primeros pasos en la nube de forma segura.

Hoy en día existen muchos servicios de cloud computing o computación en la nube que ofrecen sus servicios de forma gratuita, a modo de prueba o mediante pago. A la hora de elegir entre uno u otro servicio, la OSI nos recomienda que tengamos muy en cuenta las opciones de privacidad y seguridad que ofrecen y su funcionalidad. No todas ofrecen la misma capacidad de almacenamiento. Si vais a usar la nube para almacenar datos personales, documentos privados, de trabajo, os recomendamos que lo hagáis en aquellos servicios que ofrecen un mayor nivel de seguridad y privacidad.

A la hora de saber el nivel de seguridad del servicio es importante saber qué tipo de información personal recoge de sus usuarios, qué uso hace de estos datos, si los comparten con terceros y qué medidas de seguridad toma para evitar fuga o pérdida de estos datos personales de sus usuarios. Esta información suele estar disponible en las condiciones de uso del servicio o en el apartado de configuración de la privacidad.

Una vez elegido el servicio de la nube que mejor se adapta a nuestras necesidades y seguridad requerida, tendremos que registrarnos en él. Al hacerlo es conveniente tomar ciertas medidas de precaución. Lo más importante es elegir una contraseña segura, en este post anterior os explicamos cómo debe ser, que sea única para este servicio y si podemos, es mejor verificar el registro de forma segura, utilizando lo que se conoce como doble autentificación o verificación.

Una vez que ya hemos realizado el registro, ya podemos disfrutar de las ventajas de la computación en la nube. Pero antes, es importante tomar ciertas precauciones de uso: evita subir a la nube documentos con información sensible, en caso de robo pueden acabar en manos de otros y ver afectada tu intimidad, cifra aquella información que es importante antes de subirla en la nube, es conveniente hacer copias de seguridad de los documentos guardados en la nube para evitar la pérdida de la información y revisa bien que estás compartiendo los documentos y con las personas que deseas antes de hacerlo.

Cómo eliminar fotos y vídeos de Internet

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha publicado una serie de recomendaciones que nos guían a la hora de pedir que fotos o vídeos en los que aparecemos sean eliminados de Internet.

La Agencia nos recuerda que una foto o vídeo de una persona se considera un dato de carácter personal y debe ser tratado como tal. De este modo los aludidos en esa imagen que no hayan dado su consentimiento expreso e informado para su uso y difusión en la red, pueden solicitar que se elimine, desaparezca de Internet, tal y como reconoce la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

¿Cómo debemos actuar cuando encontramos una imagen nuestra en Internet sin que hayamos dado nuestro consentimiento para que fuese publicada? La Agencia nos da los pasos a seguir.

redessociales-logo

Lo primero es comunicarnos con el responsable del sitio web o con la persona que difundió la foto, solicitando que sean atendidos nuestros derechos ARCO, en este caso nuestro derecho a la cancelación de los datos personales.

En caso de que no recibamos una respuesta que nos satisfaga o no obtengamos respuesta en el plazo que establece la Ley, 10 días desde que se recibe la solicitud, podemos recurrir a la Agencia para que interponga lo que se conoce como reclamación de tutela. Para ello debemos obligatoriamente presentar la documentación en la que se demuestra que hemos solicitado la eliminación de las fotos y vídeos y ésta no ha sido atendida.

En los casos en las que las imágenes o vídeos que queremos que desaparezcan de Internet han sido publicados en perfiles, páginas de alguna red social, debemos acudir a los responsables de las mismas. Cada red social tiene un mecanismo para solicitar y denunciar el uso indebido de imágenes, vídeos, información, o la vulneración de nuestra privacidad.

Por ejemplo: Facebook ofrece la opción de denunciar contenido inapropiado, conductas abusivas, vulneraciones del derecho a la protección de datos y el derecho a la intimidad, Google también ofrece una serie de servicios para solicitar la eliminación de contenido que cumpla con las premisas anteriores y su red de vídeo Youtube también permite denunciar vídeos que no respeten estos derechos o vayan en contra de la integridad de la persona, en Twitter también podemos denunciar este abuso, al igual que en Instagram, red en la que podemos denunciar la publicación de fotos personales sin que hayamos dado nuestro consentimiento.

Desde Bórrame os podemos ayudar a realizar todos estos trámites y solicitar por vosotros la eliminación de imágenes, vídeos de la red y representaros ante la Agencia Española de Protección de Datos. Pídenos un presupuesto sin compromiso y tras analizar tu caso os responderemos. También podemos tramitar la eliminación de información personal y gestionar vuestro derecho al olvido.