Despedidos por las redes sociales

redessociales-trabajo

Las redes sociales se están convirtiendo cada vez más en una causa de despido. Ya son varios los casos en los que trabajadores han sido cesados por comentarios que han lanzado en sus perfiles sociales.

Hace un tiempo hablamos en este blog de la importancia de las redes sociales en los procesos de selección de personal. Entonces hablamos de como nueve de cada diez reclutadores de personal analizaban minuciosamente la reputación online de los candidatos.

Saber lo qué dice de ti Internet es tan fácil como introducir en la caja de búsqueda de Google tu nombre completo, DNI, teléfono, email… en un simple clic aparece todo lo que hay en la red: perfiles sociales, comentarios en blogs, foros, imágenes…. Es importante controlar esta información para poder corregir y borrar aquellos datos que pueden comprometernos.

Nuestra reputación online no sólo nos afecta a la hora de encontrar trabajo, también puede hacer que lo perdamos. Hace unas semanas leíamos en twitter como una joven de Estados Unidos había sido despedida en su primer día de trabajo, la razón un tweet que lanzó la tarde anterior, en él menospreciaba su nuevo puesto, al que tachaba de “ser una mierda”. Este comentario le valió su no incorporación.

También se han producido casos de despidos en los que un trabajador que se encontraba de baja temporal era cesado, al publicar en sus perfiles sociales fotos en los que se le veía de fiesta o disfrutando de un viaje.

Nos ha llamado la atención un caso en particular que hemos leído en el diario argentino iprofesional.com. Algo tan simple como un “desliz” ortográfico llevó al gobierno boliviano a despedir a uno de sus funcionarios. Su comentario decía ¿Sabes ya donde botarás? Esta falta de ortografía supuso su despido.

Algunos de estos despidos se hubiesen podido evitar si los usuarios hubieran dedicado algo de tiempo a configurar la configuración de privacidad de sus redes sociales. Elegir quién puede ver tus publicaciones puede ayudarte a mantener tu empleo.

Desde Bórrame os hemos dicho en muchas ocasiones la importancia que puede llegar a tener un simple comentario en las redes. Hay que pensar muy bien lo que compartimos, una broma, un comentario malintencionado puede traernos muchos problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *