El rastro que dejamos involuntariamente en Internet

precaucion-uso-redes

Cuando navegamos por Internet con nuestros dispositivos tecnológicos (móvil, ordenador, tablet…) estamos dejando un rastro de nuestra actividad de forma involuntaria que se registra y puede localizarse a través de nuestra IP, las cookies, las redes wifi…

Con este post sobre el rastro que dejamos involuntariamente en Internet finalizamos una serie de artículos que comenzamos con el rastro que dejamos voluntariamente en Internet y continuamos con el rastro que dejan terceras personas de nosotros en la red.

Cuando navegamos por Internet conectados a nuestra ADSL, nuestro ordenador tiene asignado lo que se conoce como dirección IP, a través de ella se puede localizar geográficamente un equipo y saber qué usuario está detrás. En muchos casos, las redes sociales y otros servicios de red conservan estas direcciones.

En casos de acoso cibernético, estafas, pirateo informático…es la dirección IP la que permite identificar al acosador, estafador, pirata… y las autoridades pueden actuar sobre él. Es una forma de estar “fichados” en la red.

Otro elemento que registra nuestra actividad cuando navegamos por Internet, son las cookies o historial de navegación, en él se muestra las páginas que visitamos y los enlaces en los que pinchamos.

En algunos casos es necesario aceptar el uso de cookies para poder navegar por un sitio web, pero en otros, simplemente se usan para que el sitio registre datos sobre nosotros, como nuestros gustos, preferencias…con objeto de sugerirnos lo que se conoce como publicidad a la carta.

Desde Bórrame os aconsejamos que desactivéis el uso de cookies en vuestra navegación, podéis ver cómo se hace en este post de nuestro blog de Derecho al Olvido y lo activéis en caso de que sea totalmente necesario para la navegación. Además no olvidéis borrar el historial de vuestro paso por la red, sobre todo cuando estéis usando ordenadores de otras personas o lugares distintos a vuestra casa.

En el caso de estar navegando por redes wifi abiertas o públicas, es muy importante como os hemos dicho en otras ocasiones, evitar en la medida de lo posible compartir datos personales y cerrar las sesiones de vuestras redes sociales y servicios antes de desconectaros, incluso es más seguro si cambiáis las contraseñas cuando hayáis finalizado la sesión. Es más seguro si usáis las versiones de navegación segura, lo que se conoce como protocolo https.

Este tipo de precauciones te ayudarán a mantener tus datos personales privados y a navegar de forma más segura en la red. Recuerda que es importante mantener un nivel de privacidad online para evitar sorpresas desagradables.

Un pensamiento en “El rastro que dejamos involuntariamente en Internet

  1. Pingback: Cómo navegar de incógnito en Google Chrome | El Blog de Borrame.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *