Los peligros del sexting ¿cómo practicarlo de forma segura?

El sexting o el envío de material: fotos, vídeos, mensajes de carácter erótico, sugerente o íntimo es una práctica cada vez más extendida en la red. Llevarlo a cabo no está libre de riesgos para nuestra identidad digital y nuestra privacidad, ya que si no se hace con cuidado, esa información puede llegar a caer en manos de terceras personas y estar accesible a un solo clic.

En este post os queremos no solo advertir de los peligros del sexting, también os damos consejos de cómo practicarlo de forma segura para que nuestra identidad digital y nuestra privacidad no se vea alterada.

sexting

Son varios los peligros que conlleva hacer un mal uso de las redes sociales o de aplicaciones de mensajería instantánea como whatsapp, una de las más utilizadas para practicar sexting. Debemos tener en cuenta que el control y privacidad de la información que compartimos en estas plataformas deja de estar en nuestras manos. Un ejemplo, si mandamos una foto íntima a nuestra pareja por whatsapp y lo hacemos conectados a una red wifi, estamos dejando muchas puertas abiertas para que esta foto llegue a manos ajenas que pueden hacer un mal uso de ellas.

También ocurre lo mismo si la compartimos de forma privada en Facebook. Esta foto se alojará en los servidores de la red social, muchos de ellos son subcontratados ante la acuciante necesidad de almacenamiento de la red. Estos servidores que no son propiedad de Facebook, en muchos casos sufren graves problemas de seguridad y pueden ser atacados por piratas informáticos. Nuestra foto puede caer en sus manos y ser difunda, por lo que nuestra privacidad quedará seriamente dañada.

Otro peligro que puede ocasionar el sexting es el que sea difundido el mensaje debido a un despecho, descuido, venganza de la persona a la que lo enviamos. Un caso que tuvo gran repercusión en los medios fue el vídeo de carácter sexual de la ex concejala Olvido Hormigos, tal y como os comentamos en nuestro blog de Derecho al Olvido. En estos casos sí ha habido intencionalidad, estamos hablando de un delito y está penado como tal.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo el contenido del sexting puede llegar a ser difundido y conocido por terceras personas. La gran mayoría de ellos pueden evitarse siguiendo los siguientes consejos de seguridad:

  • Evita enviar este tipo de material sensible a través de redes wifi públicas, abiertas y poco seguras.
  • Evita hacer sexting a través de redes sociales, aplicaciones móviles cuyas condiciones de privacidad y seguridad son dudosas y cuyos servidores pueden ser pirateados.
  • Protege el acceso a los equipos, teléfonos, tablets… donde tengas almacenados estos mensajes y archivos sensibles con el fin de que no puedan ser accesibles en caso de robo, pérdida o descuido.
  • Es mejor si destruyes las imágenes. Como se suele decir evita la ocasión evita el peligro.
  • Comparte material en el que no se te pueda reconocer, evita que tu rostro sea visible.

En caso de que alguna de tus imágenes está siendo difundida, debes saber que tienes derecho a denunciar a la persona o personas que la están publicando.

Si encuentras que tu foto aparece en algún lugar de Internet o se muestra en los buscadores, estás amparado por tu derecho al olvido y puedes pedir su cancelación y retirada de la misma. Desde Bórrame te podemos ayudar, son muchos los casos de éxito que hemos conseguido.

Un último consejo, no compartas lo que no quieras que se conozca y si lo haces asegúrate de hacerlo en medios seguros y con personas de tu entera confianza. Las consecuencias pueden ser muy desagradables.

Para ampliar información os dejamos este enlace a la guía que INTECO y Pantallas Amigas ha desarrollado para informar a los adolescentes sobre los peligros del sexting.

 

Un pensamiento en “Los peligros del sexting ¿cómo practicarlo de forma segura?

  1. Victoria Ramirez

    Me parece importante estar informado sobre el tema ya que es muy frecuente entre adolescentes que no piensan en las consecuencias, aparte de orientar y aconsejar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *